Cuando Dios está de tu lado

Dios tiene el poder de cambiar a una persona cuando hubo previamente alguien intercediendo en oración por él.

Cuando en tus fuerzas ya no hay nada qué hacer, la oración es la solución. 

Si de verdad quieres cambiar y mejorar tu vida entiende que la oración tiene poder para romper conductas adictivas y destructivas.

La oración tiene el poder para alterar la realidad de cualquier ser humano aún si el intersesor estuviera al otro lado del continente.

“mientras mantenían a Pedro en la cárcel, la iglesia oraba fervientemente a Dios por él, una luz resplandeció, los grilletes cayeron, un ángel apareció y saco a Pedro de la cárcel”

Hechos 12:5-10 NVI

¿Cuantos años tienes trabajando en tus fuerzas intentando cambiar y mejorar tu situación pero cuando volteas te das cuenta que sigues en el mismo lugar?  

la biblia dice:

“Si Jehova no construye la casa en vano trabajan los que la edifican”

Personas que se esfuerzan diligentemente para lograr algo, viviendo en dificultad, siempre algo se les sale de control y nunca se sienten satisfechos. Logran bienestar  económicamente pero se ponen mal con la familia, bien con la familia paro mal de salud, siempre padeciendo.

“En vano madrugan ustedes, y se acuestan muy tarde, para comer un pan de dolores, porque Dios solo concede el sueño a sus amados.”

Salmo 127:2 NVI

Te matas trabajando y cuando llegas a casa resulta que la pantalla que sacaste a crédito y que vas en el pago 18 de 150, tu hijo ya la vendió para comprar droga. Hijos rebeldes, marido borracho o mujer chismosa. 

El único que tiene el poder de mantener todo en control es Dios y mientras no entiendas que tú no eres dios y que en tus fuerzas eres incapaz de lograr cambiar, todo seguirá igual. 

Porque cuando sacas a Dios de tu vida, todo se viene abajo y comienzas a comer pan de dolores, lo que significa preocupaciones y problemas todos los días.

“si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.”

2 Crónicas 7:14

Tú decides si quieres seguir pensando que tienes el control, que puedes con todo y pronto  se arreglaran las cosas. Pero vives angustiado porque en cuanto te alivias de una cosa ya estas sintiendo otra, en cuanto terminas de pagar una deuda ya se descompuso la computadora, el carro, no sales de una cuando ya estas en otra, un siclo sin fin.

Pero cuando decides poner todo en manos de Dios las cosas suelen ser diferentes, porque tu confianza no está en la suerte ni en tu esfuerzo, sino en Dios. 

Cuando comienzas a hacer sacrificio espiritual, rompes toda cadena de eventos desafortunados, si decides comenzar a orar y ayunar tu fortaleza para vencer la tormenta será impresionante. 

Nada cambia por arte de magia, tienes que hacer algo, si quieres obtener algo.

¿cómo quieres que Dios intervenga en tu vida, si prefieres hacer una dieta extrema para verte bien, que hacer un ayuno con oración a Dios para fortalecer tu espíritu?

“Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo.”

Romanos 12:1 NTV

Jesús murió como sacrificio para limpiar tus pecados, aquí lo que Pablo invita es hacer un sacrificio vivo, es decir sacrificar los deseos de la naturaleza humana para fortalecer la naturaleza espiritual. 

Tal vez aún no has experimentado el poder que tiene la oración, pero créeme, cuando la pongas en práctica verás cosas asombrosas tanto en tu vida como en la vida de las personas por las que oras. 

Cuando lo único que dices son excusas por las cuales no tienes buenos resultados es porque has sacado a Dios de la ecuación. 

Nos hacemos necios justificando un mal comportamiento, culpando a la crisis o causas externas pero tu ya sabes. 

Dios le da una instrucción a Jonas, pero el decide ignorarlo, escapa en barco pero una tempestad cae sobre ellos.

“El capitán se le acercó y le dijo: —¡Qué haces aquí, dormilón! ¡Levántate y pide ayuda a tu dios! ¡Tal vez nos salve al ver que estamos en peligro!

Jonás respondió: —Soy hebreo y adoro a nuestro Dios, soberano y creador de todas las cosas. Lo que está pasando es culpa mía, pues estoy huyendo de él.

—Échenme al mar, y el mar se calmará —contestó Jonás—. Esta terrible tempestad cayó sobre ustedes por mi culpa.”

Jonás 1:6, 9, 12 TLA

Dios no camina con personas que tienen cosas ocultas sin resolver,  porque esas personas se acostumbran a tanto mentir que hacen sus propias verdades, cegados por el odio o la amargura, terminan en depresión, enfermedad y muerte.

“Mientras callé se envejecieron mis huesos en mi gemir todo el día.

Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; mi vigor se convirtió en sequedades de verano. Mi pecado te declaré y no encubrí mi iniquidad. Dije: “Confesaré mis rebeliones al SEÑOR”. Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.”

Salmos 32:3-5 RVA2015

Pero como han construido un castillo sobre una mentira, confesar a estas alturas implica perderlo todo y prefieren continuar edificando en la mentira.

¿Cual es el precio de callarme y llevármelo a la tumba?

Que Dios nunca hará lo que tenia planeado para ti, viviras infeliz y vacio porque vives fuera del propósito por el cual fuiste creado.

Es mejor sufrir un tiempo, que toda la vida en silencio.

Cuando tienes  una infección, esta duele y siempre dolerá, pero cuando decides extirpar la pus y  aplicar la curación, te dolerá mucho, pero en poco tiempo sanará y nunca más te dolerá. 

No justifiques tu situación culpando a la crisis, la falta de oportunidades, a tus padres o al gobierno, no taches tu realidad por causas externas, no te engañes.

Vuelve ahora en amistad con Dios y te vendrá paz a tu corazón y bendición a tu vida. Afronta con carácter firme lo que tienes que resolver y actúa. 

Todo está dentro de ti, nunca disfraces la realidad, las cosas son como son, entiende y reconoce la verdad y la verdad te hará libre. 

La oración tiene poder para cambiar vidas, busca a Dios pues tiene poder para transformar tu realidad, regresar la paz a tu corazón y darte una vida con propósito. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quiero ver...
1
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola!
Gracias por visitarme.
¿Te gustaría ver el catálogo de lo que hemos fabricado esta semana?