Una vida extraordinaria

La vida es demasiado corta y Solo se vive una vez

Y mis 50mil pesos qué?

Es importante aprender a vivirla de la mejor manera posible, porque si no, puede ser corta, triste o dolorosa.

No es con ligereza, ni de forma reactiva dominado por las emociones,   sino con sabiduría.

Hay que disfrutar y aprovechar al máximo cada minuto, de lo contrario la infelicidad tomara el control.

Escuchar el consejo sabio es fundamental para que sea relevante.

¿Quieres vivir en casa grande con muchas visitas a donde tus hijos y nietos quieran dedicarte tiempo o terminar tus días enfermo y abandonado?

Atrapado en las debilidades y en las emociones no lograrás mucho.

Si murieras hoy, ¿como consideras que serías recordado?

Estamos a punto de terminar otro año, ¿piensas seguir siendo la misma persona que el año anterior, haciendo lo mismo pero esperando que las cosas por si solas mejoren?

Tal vez tu objetivo es hacerte millonario a toda costa, pero el éxito no está en los vienes que poseas sino en la paz que disfrutas.

Pablo dice:

“He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe.” (2a. Timoteo‬ ‭4:7‬)‭

Lo que mas llena de gozo a una persona es ser apreciado, valorado o reconocido, viviendo en tranquilidad.

Lo que la gente persigue no es el dinero en si, sino lo que el dinero puede conseguirte, pero al final lo que todos buscan es la satisfacción personal. Un agradecimiento sincero de alguien a quien haz salvado del peligro provoca más satisfacción que mucho dinero.

La biblia dice “Raíz de todos los males es el amor al dinero” no el dinero, sino el amor a lo que el dinero te puede conseguir y es eso lo que provoca que muchos se desvíen de lo correcto con tal de conseguirlo.

Pero lo que realmente te hará sentir plenitud, satisfacción profunda y paz interior  es tener la seguridad de que estás bien donde estás y sentirte apreciado.

Así que lo primero que tienes que hacer es preguntarte:

¿La gente te tolera porque te necesita? ¿te buscan porque tienes algo para darles? O ¿eres apreciado por todos tanto que quieren estar contigo solo por el placer de tu compañía?

De nada sirve tener cosas si estas enemistado con todo mundo.

Necesitas sabiduría para hacer las cosas bien y trabajar todos los días en estos puntos:

1 Bájale el ritmo a la intensidad de tu vida.

Vives tan aceleradamente que no tienes tiempo de disfrutar lo que consigues, ni para invertir tiempo en cultivar tu relación con los demás.

2 Busca ser una persona espiritual, porque para tener paz tienes que meditar más, el afán estresa y eso te roba la tranquilidad.

3 evita meterte en problemas por querer anticipadamente lo que aún no haz trabajado. Sobre todo evita los problemas financieros, queriendo vivir como rico, pidiendo prestado para consumir y aparentar lo que no eres.

Te metes en negocios turbios que te prometen mucha ganancia pero sabes que eso no es normal y lo que si hacen es robarte la paz y comienzas a angustiarte, estresarte, te quitan el sueño y sales mal no solo con los involucrados sino con todo mundo.

El rey Amasias pago tres mil kilos de plata y recluto un ejército para atacar y vengar la muerte de su padre.

“Pero un hombre de Dios fue a verlo y le dijo: —Su Majestad, no permita que el ejército de Israel vaya con usted, porque el Señor no está con ellos. Si usted decide ir, Dios lo derribará en la cara misma de sus enemigos aunque luche valerosamente, porque Dios tiene poder para ayudar y poder para derribar. Amasías le preguntó al hombre de Dios: —¿Y Qué va a pasar con los tres mil trescientos kilos de plata que pagué?                                                                                                                              El Señor puede darle a usted mucho más que eso —le respondió.”       ‭‭(2 Crónicas‬ ‭25:7-9‬)

Cuando nos aferramos a aplicar justicia sobre otros que nos dañan, a veces entramos a una encrucijada de problemas que nos quitan más de lo que podríamos ganar.

Que nada ni nadie robe tu paz aun en la perdida Dios puede retribuirte más de lo perdido.

Cuando ordenas tu vida, muchos problemas simplemente desaparecen, dejara de sucederte cosas desastrosas.

La ley de causa y efecto aplica para todos los que viven en desorden, es decir, causaste daño o hiciste mal, tal vez nadie te vió pero las consecuencias te perseguirán hasta que restituyas todo.

Llega un momento en el que dices ¿que vale más? Seguir en modo supervivencia u ordenar tu vida.

Aún en la perdido nunca pierdas tu paz, aún cuando dices que eso es injusto, tu tranquilidad vale mucho más.

“Me trataron como puerco….   Y mis 50 mil pesos qué?”

No te preocupes por la perdida, tu tranquilidad vale más y Dios puede darte mucho más.

No maldigas, perdona.

No te afanes, suéltalo.

No te preocupes, déjalo ir.

“Con el orgullo viene el oprobio; con la humildad, la sabiduría.                A los justos los guía su integridad; a los falsos los destruye su hipocresía. En el día de la ira de nada sirve ser rico.                                       La justicia endereza el camino de los íntegros, pero la maldad hace caer a los impíos.

La justicia libra a los justos, pero la codicia atrapa a los falsos.

Muere el malvado, y con él su esperanza; muere también su ilusión de poder, la desgracia le sobreviene al malvado.

Cuando el justo prospera, la ciudad se alegra; cuando el malvado perece, hay gran regocijo.” Proverbios‬ ‭11:2-10‬

Tu misión es lograr que la gente se alegre contigo y no cuando te mueras, esfuérzate en ser productivo pero no te afanes en  lograr cosas destruyendo todo a tu paso, más bien construye tu relación con los demás, si pierdes o fallas en el intento aprende y déjalo ir, la vida es demasiado corta y sólo se vive una vez, vive intensamente y deja una estela de felicidad a tu paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quiero ver...
1
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola!
Gracias por visitarme.
¿Te gustaría ver el catálogo de lo que hemos fabricado esta semana?